El Apocalipsis se trata del útimo de los libros que componen la Biblia, dentro del nuevo testamento. Uno de los tema que trata el Apocalipsis es el hablado por San Juan, diciendo que la Tierra se calienta, los polos se derriten, las aguas se desbordan y los países sufren sequías, olas de calor y tormentas.

En los últimos cincuenta años la temperatura aumentó 0,75 grados pero en los polos subió el doble y ha desatado un deshielo masivo y un aumento constante del nivel de las aguas. El cambio climático es evidente en todos los rincones del globo y está afectando los sistemas de lluvias, vientos y capas de hielo y la salinidad de los mares. El mapa y la geografía del planeta están cambiando de manera acelerada. Los polos se desintegran y reducen su tamaño. Y el deshielo ataca también a las otrora llamadas “nieves perpetuas” del Himalaya en Asia, los Alpes en Europa y los Andes en América.

La crisis climática puede provocar el hundimiento del 20% de la producción económica global, advierte el antiguo economista del Banco Mundial, Nicholas Stern, en un informe encargado por el futuro primer ministro británico, Gordon Brown.

Europa es el continente que más sufre hoy el cambio climático. Los inviernos y los veranos se han vuelto más extremos. Las olas de frío polar causan más de quinientas muertes en el año, y en 2003 la ola de calor con temperaturas superiores a 47 grados mató a más de 35.000 personas.

La primavera se ha adelantado en casi dos semanas y ha trastornado todo el ciclo reproductor de la flora y la fauna. Esto ha aumentado el riesgo de extinción de las plantas y los animales que inician el ciclo antes de tiempo y no consiguen multiplicarse con éxito.

Los recursos naturales de Latinoamérica también se encuentran en peligro. El IPCC prevé que el cambio climático hará desaparecer los glaciares de los Andes en los próximos veinte años, con la consiguiente reducción de la disponibilidad de agua y la producción de energía sobre todo en Bolivia, Perú, Ecuador y Colombia. Se estima que en el 2020, entre 7 y 77 millones de latinoamericanos sufrirán escasez de agua. La selva del Amazonas es la más amenazada, mientras que los huracanes del Caribe aumentarán de frecuencia e intensidad.

Los ángeles vengadores del Apocalipsis de San Juan son el hombre moderno en el Apocalipsis climático de los científicos. La industrialización y el uso de energías no renovables son la causa de este desastre. Pero en mitad de esta alarma los ecologistas gritan que otro mundo es posible y que debemos dejar de contaminar la atmósfera para paliar esta tragedia ambiental y climática que se nos viene encima.

Entonces cabe preguntarse, será mito o realidad el Apocalipsis?

Nuestras Tarotistas