zodiaco chino
Según la leyenda, antes de dejar la tierra, Buda convocó a todos los animales del planeta para que le acompañaran y sólo doce de ellos consiguieron hacer el viaje con éxito. Buda les otorgó un año a cada uno. Estos años forman las bases del Sistema Chino.
La leyenda también cuenta que hace. Cuando el gato se enteró de que los animales iban a ser designados para representar a un año, se lo comentó a su amiga, la rata, y los dos decidieron acudir juntos al día siguiente.
Sin embargo, al día siguiente la rata no lo despertó al gato. Así el gato pasó toda la mañana durmiendo, como es costumbre de los gatos. Por lo tanto el gato no llegó a tiempo a la reunión y no recibió su año. Por eso no existe el año del Gato, y por esto los gatos odian las ratas.
A cambio, la rata ganó el concurso y recibió el primer año del ciclo. Esto tampoco lo logró sin truco. Consciente de lo pequeña que era, sabía que no era capaz de competir con los demás. Pues le rogó al buey que la dejara montar en su cabeza. El buey consintió y salieron juntos. Justo al llegar, la rata se tiró de la cabeza del buey y cruzó la meta sola. Por eso el año de la Rata es el primero del ciclo, seguido por el año del Buey.

Los chinos poseen una filosofía milenaria, que comprende varias artes y se sintetizan en solo una, y esta es la filosofía de la vida. Los chinos tienen una comprensión holística del mundo, de la naturaleza, del ser humano.
Existen tres corrientes que determinan su pensamiento:
El Taoísmo, Confucianismo y el Budismo. Según el Tao, existe un río de corriente universal o Chi, y esta misma corriente es la que fluye por nuestro organismo a través de meridianos que la medicina tradicional china estudia en profundidad. Los cinco elementos son el fundamento para comprender el mundo, y la astrología china se basa también en ellos, estableciendo un ciclo continuo a través de las tipologías de cada animal.

Los antiguos chinos dieron un paso más allá del sistema astrológico occidental mediante la incorporación no sólo de la filosofía general de conocimiento y sabiduría en su Astrología, sino que también valoraron utilizando los sentidos y los instintos de un individuo para lograr una impresión de éste. Junto con esto, la Astrología China integra una toma de conciencia de los cambios de estaciones, las corrientes de viento, los cinco elementos, el Yin y el Yang y el concepto de equilibrio y armonía.

La forma más común de la Astrología China en Oriente tiene sus fundamentos en el Zodíaco Chino Ba Zi, que tiene sus orígenes en una época muy anterior a Buda y al nacimiento de la Astrología Occidental. En este tipo de Astrología China, el calendario no empieza el primero de Enero, tiene un origen no específico entre el 21 de Enero y el 20 de Febrero. Otra diferencia entre la Astrología Occidental y China es que el día consta de doce horas en lugar de veinticuatro. Las diferencias entre estas dos formas de Astrología también son evidentes en el ciclo de siglo que China percibe como cinco períodos de doce años que se suman a un siglo de 60 años en lugar de la occidental de 100 años dentro de un siglo. Estos cinco períodos corresponden directamente con los cinco elementos de la naturaleza.

horoscopo chino
La Astrología Occidental considera el movimiento de los planetas a lo largo de un cinturón de estrellas llamado Zodíaco (Rueda de Animales), en cambio la Astrología China se basa en los movimientos de la luna alrededor de toda la esfera celeste y en la determinación de ciclos de tiempo preestablecidos. Pero a pesar de tener diferencias notorias, podemos observar que tanto la Astrología Occidental como la astrología China poseen doce Signos y a cada uno de ellos se le asigna un nombre de animal, en el caso de la Astrología China se los conoce como “Las Doce Ramas Terrestres” y no se puede establecer ninguna analogía entre los signos del horóscopo chino y los signos del horóscopo occidental ya que los pertenecientes al horóscopo occidental se definen por el paso del sol, a lo largo del año, por las doce constelaciones del zodíaco, mientras que los signos del horóscopo chino siguen un orden correlativo, debido que se basa en ciclos cósmicos que se repiten a lo largo de nuestras vidas, los sucesos vienen, se van y vuelven cuando termina un ciclo y comienza otro.
La astrología China, nos permite conocer con precisión la composición elemental (energética), de un persona adquirida en el momento de su nacimiento, por lo tanto podremos utilizar estos datos a nuestro favor, porque sabremos que ciclos serán más favorables y cuales serán menos favorables. Además se basa en el calendario tradicional chino, concretamente en el ciclo de doce años, representados cada uno por un animal. Estos doce animales son conocidos como los signos del zodíaco chino.
El sistema de Ramas Terrestres o Dhi Zhi procedería de la observación de la órbita del planeta Júpiter. Por analogía, los doce años de Júpiter se emplean para designar otros ciclos de 12 períodos como los doce meses del año, los doce animales y el sistema de doce horas dobles.

Nuestras Tarotistas