Combatir el cansancio naturalmenteCombatir el cansancio naturalmente

En esta época del año es fácil sentirse más cansado física y mentalmente debido principalmente a los cambios del clima y también de la luz solar. Sin embargo cuando el cansancio ocurre durante la mayor parte del día, y se prolonga a semanas, meses o incluso años, sin duda es señal de alguna deficiencia o alteración en el cuerpo, la mente o las emociones.

 

Así algunas enfermedades causan un cansancio crónico como la anemia, la depresión, el insomnio o la diabetes. El tabaco también puede ser un factor de la aparición del cansancio, debido que reduce las habilidades físicas de algunos órganos como  los pulmones. Un ejemplo de aparición de cansancio por el tabaco es cuando realizamos una actividad física leve y estamos extremadamente cansados debido a la poca oxigenación de la sangre por los pulmones saturados de alquitrán.

 

Existen tres tipos principales de cansancio:

 

Cansancio físico: reducción paulatina de la energía física que se prolonga durante semanas o meses, dificultad o desánimo para realizar las actividades diarias. Debilidad corporal general, dolor muscular, pérdida del apetito, palidez, disminución de las defensas, bajo rendimiento físico, inapetencia sexual, etc.

Cansancio mental: empieza a haber dificultad en la concentración, falta de memoria y bajo rendimiento. Somnolencia, dolor de cabeza, dolor de ojos (en el caso de fijar la vista demasiado tiempo), sensación de aturdimiento, mareo, etc.

Cansancio emocional: depresión, desánimo, falta de optimismo, irritabilidad, vulnerabilidad emocional, pérdida del apetito, irritabilidad, estreñimiento, ataques de llanto, en casos extremos, tristeza profunda e ideas obsesivas respecto a la muerte y el suicidio, etc.

 

Para cualquier tipo de cansancio, estacional o el producido por alguna dolencia, existen remedios naturales que nos ayudan a estar mejor.

 

La naturaleza tiene la capacidad de proveernos de lo que necesitamos para sentirnos bien. En ella podemos encontrar una gran variedad de complementos naturales que podemos consumir a diario para aumentar nuestras energías.

 

Algunas bebidas naturales tienen una gran capacidad energizante y de hacer olvidar el cansancio. Son ideales para salir del paso y recargar energías en esos momentos en donde el agotamiento va ganando por goleada. El polvo de guaraná para incorporar en jugos, batidos o comidas es muy útil para evitar el cansancio.

 

Esta planta tiene un alto contenido de cafeína, por lo que resulta un gran estimulante natural del sistema nervioso. Sin embargo debes ser precavido en su consumo y no debe ser ingerido durante el embarazo.

 

La raíz de jengibre, además de poseer un delicioso sabor, también resulta un potente estimulante del sistema nervioso, esta raíz puede consumirse en infusión o incorporarse rayada a las comidas.

 

El ginseng es excelente para revitalizar el cuerpo.  Tiene sustancias de actividad antibiótica, aminoácidos, potasio, silicio  y fósforo. Sus principios activos son los  ginsenósidos, posee ciertos minerales y oligoelementos como el azufre, el germanio, el manganeso, el magnesio, el calcio, el zinc, las vitaminas B1, B2, B6, la biotina y el ácido pantoténico.

 

Mejora la utilización del oxígeno por las células. Incrementa el buen aprovechamiento de la glucosa, disminuyendo la concentración de ácido láctico en el músculo producido por el trabajo intenso del músculo, aumenta la resistencia a la fatiga y mejora el rendimiento físico sin producir un efecto excitante

 

La jalea real es ideal para personas con una elevada actividad física, las abejas reinas se alimentan con ella,  viven seis años (las obreras solo seis semanas) y su tamaño es el doble). Tiene excelentes propiedades nutritivas, energéticas y metabólicas, destacan vitaminas con efectos antioxidantes.

 

La vitamina C no solo te ayudará a aumentar las defensas de tu cuerpo, sino que también son un buen complemento vitamínico para recuperar fuerzas. Un buen vaso de zumo natural de frutas como la naranja o el limón, acompañados de una cucharada de miel, es un tónico infalible.

 

Toma hidromiel, ésta es una bebida usada ya en tiempos de griegos y romanos. Puedes comprarla en alguna herboristería o bien hacerla tú mismo. Para ello, coloca en un tarro de cierre hermético 2 gr. de corteza de canela, 1/2 gr de clavos de especia y la piel de un limón en 350 gr de alcohol de 90°. Dejar macerar durante 10 días y luego filtra el líquido. A fuego lento, mezcla 400 gr de miel con1 litro de agua y deja hervir hasta que el compuesto se reduzca a la mitad. Cuando esté tibio, unirlo a la maceración anterior. Espera a que se enfríe completamente y ponlo en una botella. El hidromiel es un enérgico reconstituyente que combate el cansancio.

 

La mala alimentación también puede ser la causa de que sintamos que estamos faltos de energía; si trabajamos muchas horas o tenemos una elevada actividad física es fundamental que cuidemos nuestra dieta diaria. Procura reducir las bebidas gaseosas y alcohólicas, las comidas con alto contenido en grasas saturadas y colesterol, las harinas, la carne roja y el cigarrillo. Incluye en tu menú la mayor cantidad de frutas y verduras crudas que puedas, sustituye la carne roja por carne de pollo o pescado, e incorpora mayor cantidad de proteínas como cereales, pasta y huevos.

 

Nunca salgas de casa a la mañana con el estómago vacío y si en el desayuno bebes café o té solo, trata de incorporar leche o batidos de fruta, que te aportarán energía para el resto del día. Tu cerebro necesita glúcidos para funcionar bien y mantenerse alerta. Procura comer nueces, aceites vegetales y pescados que son excelentes para el sistema nervioso. Combina estos alimentos  con jugo de vegetales frescos para que se aprovechen mejor.

 

Evita el consumo de azúcares blancos o refinados, que irritan y debilitan el sistema nervioso, provocando nerviosismo, depresión, irritabilidad, etc.

 

Es muy beneficioso tomar 15 gotas de extracto de ginkgo biloba cada mañana para mejorar el flujo de sangre al cerebro. Este extracto ayuda a que el cerebro esté más alerta y sentir menos fatiga y cansancio.

 

Otra opción de remedio casero para el cansancio es macerar durante 15 días 30 gramos de canela ligeramente machacada en 1 litro de vino bueno, pasados estos días lo cuelas y lo guardas en una botella de cristal. Debes tomar una copitas antes de cada comida.

 

Las infusiones (menta, lavanda) no solo son recomendables para conciliar el sueño, también mejoran nuestra circulación y, por tanto, ayuda a que nuestro cuerpo se sienta mejor.

 

Practicar algún tipo de ejercicio físico (incluso un largo paseo) te ayudarán a conciliar mejor el sueño y, por tanto, a reponerte mejor. El yoga te ayudará a relajarte.

 

Si utilizas alguno de estos remedios y el cansancio persiste y la fatiga y la apatía no desaparecen, conviene consultar a tu médico para descartar un problema de salud más importante.

 

 

 

Combatir el cansancio naturalmente

 

 

Nuestras Tarotistas