Se cree que los hombres tienen la facultad de establecer contacto directo con los espíritus, a esto se le llama Espiritismo. El espiritismo es una doctrina o conjunto de creencias de quienes creen que a través de una persona especialmente dotada, llamada médium, o de otras formas, es posible comunicarse con los espíritus de quienes ya han muerto.

El ser humano ha creído en la posibilidad de comunicarse con los espíritus desde tiempos antiguos. En Grecia se creía que los muertos vivían en el Hades y que se podía hablar con ellos mediante rituales. También en Asia y Oceanía, los chamanes decían hablar con los espíritus. En la Edad Media era muy popular creer en los fantasmas, o los muertos que visitaban a los vivos. Fue en 1774, cuando el médium Manuel Swedenborg hizo la primera descripción completa de la muerte y el mundo espiritual. Más tarde, en 1847, se produjo un acontecimiento que atrajo más interés al tema. En una localidad de Nueva York, en la casa de la familia Fox, se habrían escuchado ruidos extraños y se habrían movido objetos. La situación causó interés de los vecinos y el mismo alcalde habría asegurado que las niñas de la casa se podían comunicar con los espíritus actuando como médiums. Ahí nació la primera manera de comunicación con espíritus, por medio de golpes que se supuso significaban letras.

El espiritismo moderno está influenciado por Allan Kardec quien seguía el “nuevo evangelio” (evangelio del espiritismo) y fue acogido con entusiasmo por la masonería francesa.
En 1917, el Santo Oficio emitió una condena absoluta contra la evocación de espíritus, contra el hipnotismo y toda clase de manifestaciones espiritistas.

El Espiritismo, además de ser una filosofía disciplinada y de experiencia científica, posee la garantía moral del Evangelio de Jesús. Lógico y con criterio en sus principios, en más de cien años de actividades doctrinarias, demostró ser la doctrina que responde a la necesidad de la mente moderna. En sus enseñanzas, fácilmente comprensibles y sin objetivos personales y sectarios, fue delineado para la liberación espiritual de la Humanidad del Siglo XX.

Existen cinco puntos principales en la creencia del espiritismo, incluyendo la creencia de un Dios como un ser de inteligencia suprema y la fuente de todas las cosas; la existencia de Espíritus, que nacen simples e ignorantes pero con la capacidad de perfeccionarse gradualmente; la forma de perfeccionarse es a través de la reencarnación, con la que el Espíritu se enfrenta a muchas situaciones y aprende a lidiar con ellas; como parte de su Naturaleza, los Espíritus pueden comunicarse con los vivos mediante los médiums y también pueden interferir en sus vidas; finalmente, creen que muchos planetas del universo están habitados. También incluye la creencia de que lo que somos ahora es consecuencia de decisiones tomadas en otra vida. Otras creencias secundarias incluyen la evolución biológica como complemento de la espiritual; no existe el cielo ni el infierno, sino que lo que determina la felicidad o infelicidad es el estado intelectual, moral y sicológico de la persona; Jesús sería otro espíritu en estado evolucionado y su ejemplo moral sería el camino de evolución seguro para todos. La Trinidad no existe.

Los espiritistas no tienen rituales ni prácticas establecidas, no existen los sacerdotes ni nadie considerado un mediador entre Dios y los hombres. No existen los cultos, las ceremonias, imágenes ni altares. Las prácticas deben ser sencillas y con la intención de adoración a Dios. No usan en las prácticas ninguna sustancia como alcohol, alucinógenos, inciensos, etc. No se usan talismanes ni amuletos. No usan el horóscopo. Las personas son libres de participar en las prácticas y se respetan todas las religiones y creencias. Cree en fomentar todas las buenas prácticas y motivan la confraternización y la paz. Su doctrina sugiere que los seguidores se adhieran a principios en común con todas las religiones. La religiosidad es algo más informal en el espiritismo. La única excepción es la Iglesia Espiritista Nacional de Alberta, que está organizada como una religión con ceremonias e incluso matrimonio.

Nuestras Tarotistas