El significado de los sueños 2ª parteLos sueños parecen ser una manera por la cual el subconsciente considera, clasifica y procesa todos los problemas que se encuentran en la vida fuera del sueño. Puede decirse que son impresiones mentales, por lo general, involuntarias, de imágenes o sensaciones, que se tienen mientras se duerme.

 

¿Por qué no recordamos lo que soñamos?

Todos nosotros soñamos a diario, a veces más o menos intensamente, a veces más o menos relacionado con las vivencias del día, o de días anteriores cercanos en el tiempo. Muchas veces sobre los temas que más nos agobian, otras veces tenemos sueños recurrentes u obsesivos, como los típicos sueños relacionados con ascensores que no llegan a su destino, o aquéllos en los que caemos al vacio, por ejemplo, por una ventana.

 

Hay ocasiones en las que los sueños son tan intensos que los recordamos durante el día o durante días y años, pero muchas veces nos despertamos con la sensación de que hemos soñado, pero no recordamos exactamente el contenido del sueño, o lo hemos olvidado por completo.

 

Incluso es normal que tengamos la sensación de que nunca recordamos los sueños tal y como los experimentamos en la noche. En principio, el olvido de los sueños parece ligado a la escasa carga emocional que tienen un buen porcentaje de ellos. Por esto, y también quizás por ser de baja intensidad, los sueños son olvidados sino totalmente, sí parcialmente, en el momento de pasar del sueño a la vigilia.

 

Las razones que da Bonatelli al olvido de los sueños son que  como no somos capaces de establecer la diferencia clara entre el sueño y la vigilia  los sueños son irreproducibles el uno para el otro y que el material de los sueños está dispuesto de manera que resulta intraducible en la vigilia.

 

También es cierto que con algo de entrenamiento mental, podemos conservar más tiempo los sueños en la memoria, sin ir más lejos el propio Freud nos recuerda que “el hecho de que la mayoría de la gente tiene escaso interés en sus sueños les lleva a olvidarlos con mucha facilidad.

 

Cualquiera que dedique un poco de su tiempo a la investigación de sus sueños y ponga interés en ellos, soñará habitualmente más tiempo que otros, y recordará sus sueños más fácilmente y más frecuentemente”.

 

¿Podemos saber qué significan los sueños?

 

Mucha gente cree que el idioma de los sueños es “universal” y que, disponiendo de un buen diccionario de sueños, sería pan comido interpretarlos.  Es cierto que, como descubriera Jung, algunos símbolos oníricos sí son universales, pero, en general, la mayoría de ellos son absolutamente personales y los construye el propio sujeto en función de su personalidad, sus circunstancias pasadas y actuales, la cultura a la que pertenece, etc.

 

Cualquier sueño es una creación individual de la persona. Por eso, los sueños no pueden interpretarse en abstracto y al margen del sujeto, sino precisamente en función del mejor conocimiento posible que tengamos de éste y de su vida íntima y social.

 

En definitiva, quien mejor puede interpretar un sueño es su propio autor. Pero desvelar un sueño misterioso no suele ser fácil ni rápido. La herramienta para intentarlo es la asociación libre. Es decir, el reflexionar desinhibidamente sobre nuestro sueño permitiendo que nos afloren sin autocontrol alguno todo tipo de ocurrencias, emociones e ideas adyacentes a ese sueño, y ocurrencias sobre esas ocurrencias, etc., notando, además, cuáles de ellas nos afectan, agradan, asustan, irritan, etc. en mayor o menor grado.

 

A través de todo este material, y con el debido entrenamiento, comenzarán a transparentarse las verdades ocultas de nuestros sueños, es decir, su significado. A veces, desde luego, el sueño está tan encriptado o la resistencia del sujeto a descubrir o admitir su sentido es tan grande, que no será posible conseguirlo sin la ayuda de un terapeuta experto.

 

 

 

00Como_Descifrar_suenos

 

 

 

Nuestras Tarotistas