El mago es un hombre que se halla de frente, con la cabeza inclinada hacia la izquierda, es el principio fundamental de la acción, denota mucha actividad y movimiento. Sus cabellos rubios son signo de benevolencia. Los colores de su ropa recuerdan la inteligencia, la vida espiritual y la acción creadora.

El mago mira hacia nuestros sueños. Su sombrero en forma de ocho acostado significaba en muchas sociedades secretas iniciación, posesión de una sabiduría superior.
En su mano sostiene una vara que actúa como puente entre lo espiritual y lo material.

Sobre la mesa tiene los cuatro elementos, estos  corresponden a los oros, las copas, las espadas y, la varita, a los bastos, los que hacen referencia a la tierra, el agua, el aire y el fuego respectivamente y a los planos de existencia humana y que son en el mismo orden el plano físico, el plano emocional, el plano mental y el plano espiritual o energético.

Copas (los vasitos)

Espadas (la daga)

Oros (las monedas)
A la mesa le falta una pata, esta ausencia representa lo que no vemos pero que esta ahí.
En sus ropas predominan el rojo y el azul muy simétricamente lo que indica que en su personalidad la devoción alterna con los sentimientos bajo el control de la inteligencia

El mago es un conocedor profundo de la condición humana y de las leyes de la naturaleza que la rigen y desde ese conocimiento realiza la alquimia transformadora de estas condiciones

Para su lectura:

Derecho:

 Inteligencia rápida, habilidad, poder de convicción, diplomacia, inicio de proyectos, destreza, iniciativa, situaciones que exigen una decisión concreta, buena salud, personalidad bien definida, intelecto brillante, amplia visión panorámica, recursos mentales, correcto uso del lenguaje y del gesto, poder de concentración, capacidad de análisis y síntesis.

Invertida:

Indeciso, inseguro, falta de voluntad, falta de originalidad, charlatán, politiquero, mentiroso, explotador, inarmonía, desequilibrio mental, falta de honestidad, hi pare re si a, falta de concentración, errores, torpezas, oportunista, intrigante, irreflexión, falta de seguridad en uno mismo, dispersión de ideas.

Nuestras Tarotistas