La astrología es la ciencia que observa la posición y el movimiento de los astros e interpreta la relación que estos ejercen en los acontecimientos de la vida en los seres humanos, influenciando el lugar que ocupan los planetas en el momento exacto de su nacimiento.

Esta influencia va a definir las características de su personalidad, la correlación en sucesos de su vida e incluso características físicas.

En la antigüedad la astronomía y la astrología hacían el estudio científico de los cielos, pero después del Renacimiento se fueron separando.

Sus orígenes se remontan a Babilonia hace mas de 5000 años, y la observación del cielo proporciono instrumentos de calculo y las bases de la astrología de hoy, esta teoría que prevaleció a través de los siglos tiene algunas contradicciones por lo que muchas veces al hablar de Astrología mucha gente tiene una falsa imagen de ella asociándola a superstición o fraude.

El Zodiaco, en Astrología es una banda creada a partir de un sistema de coordenadas que se extiende entre ocho y nueve grados a ambos lados de la eclíptica sobre la esfera celeste en la que se desplazan el sol y los planetas

El zodíaco esta basado en la división en doce partes iguales de la banda celeste sobre la cual trazan sus trayectorias el Sol, la Luna, y los planetas, visto desde la Tierra, avanzando un sector por cada mes del año. Cada sector contiene la constelación tradicional a la que debe su nombre. Los babilonios y griegos dividieron esta banda en doce partes iguales, siendo cada una de ellas un sector del cielo de una extensión de treinta grados de arco, bautizadas con el nombre de las doce constelaciones más destacadas que veían en cada una de las subdivisiones. La posición del Sol respecto de las constelaciones del zodíaco en el momento del nacimiento de una persona determina su signo astrológico o zodiacal.

Los doce signos astrológicos a su vez se subdividen basándose en los elementos de fuego, tierra, aire y agua.

A la observación de la hora, día y año de nacimiento se le llama horóscopo o carta natal, método basado en la observación de la posición que ocupan el Sol, la Luna y los Planetas en el momento del nacimiento. En el horóscopo se representan la posición de los planetas, pero también las posiciones resultantes de hacer una división de la franja zodiacal en 12 partes, que es lo que se denominan las “casas astrológicas”. La primera de esas 12 casas astrológicas comienza por lo que se denomina el “Ascendente”.Estas dependen del espacio geográfico donde se calcula el horóscopo, por ejemplo si dos personas nacieron el mismo día y a la misma hora pero en diferentes lugares de la Tierra sus horóscopos serán iguales en posiciones planetarias pero muy diferentes en cuanto a casas astrológicas y eso dará una interpretación astrológica diferente en ambos casos

Teniendo en cuenta las posibles posiciones de los planetas en las “casas” y los “signos y sus aspectos, se dan muchísimas combinaciones que determinan diferencias en el momento de interpretar astrológicamente un horóscopo serio de ahí que la interpretación de los horóscopos solo por signos es solo a nivel general Cuando decimos que una persona es por ejemplo Cáncer es porque en el momento de su nacimiento el Sol estaba en alguno de los treinta grados del signo Cáncer.

El horóscopo solar se basa en el principio del orden que la Naturaleza impuso sobre la Tierra.. Cada una de estas etapas son coincidentes y simultáneas con la posición que ocupan los planetas en el cielo. De tal forma, los ciclos de la vida dependen de los dominios astrales que la Tierra recibe, y los movimientos del mundo y los astros influyen en distintos aspectos. El principio del orden natural establece que cada cosa es, al mismo tiempo, causa y efecto de muchas otras cosas. El hombre es parte del Universo y, todo lo que en él suceda, afectará de manera positiva o negativa sobre sus circunstancias personales. Cada constelación encierra el arquetipo de una cualidad de la energía cósmica, de tal forma que cada signo tiene su particularidad. En resumen la Astrología nos ayuda a conocer los estímulos externos y la respuesta interna que nosotros damos a esos estímulos, el desarrollo de nuestra conciencia y la evolución de nosotros mismos, de nuestro ser. La Astrología es una herramienta para la adquisición de sabiduría a través de la compresión del orden que existe en la naturaleza humana y en todos los fenómenos que uno percibe.

Nuestras Tarotistas