La bola de cristal
es uno de los métodos de predicción y videncia más utilizados en el mundo. Es muy común que la mayoría de las personas asocien a la bola de cristal con las brujas y las adivinas.

El origen de la utilización de la bola de cristal data desde las tribus célticas que habitaban en la isla de Gran Bretaña desde el año 2.000 a.C. y fueron unificadas por parte de los druidas, quienes fueron uno de los primeros grupos en utilizar la bola de cristal como método de clarividencia. De hecho, si se analiza profundamente podremos darnos cuenta que la religión druídica tenia muchas semejanzas con la religión megalítica de la antigua Gran Bretaña, por esta razón es posible que gracias a ellos la bola de cristal tomo tanta relevancia en el mundo de la adivinación y la clarividencia.
Durante la edad media en Europa Central muchos hechiceros, videntes, magos, gitanos y médium comenzaron a utilizar como instrumento infaltable, a la bola de cristal, tanto para ver el pasado como el presente y el futuro de los clientes y los consultantes. Debido a su naturaleza transparente, el berilio era uno de lo materiales mas utilizados para fabricar las bolas de cristal, y muchos montañeses de escocia comenzaron a denominarlo como la “piedra de energía”. De todas formas aunque las primeras bolas de cristal fueron fabricadas con este elemento, en la actualidad se utiliza el cristal de roca ya que resulta ser mucho más hialina. Ahora bien, se dice que la bola de cristal se “invento” mucho tiempo antes de las tribus celtas, y fue en el antiguo Egipto, varios milenios anteriores a la era cristiana, aunque también hay afirmaciones que nos indican que la bola de cristal tiene sus orígenes en la civilización maya.

Cómo utilizar la bola de cristal:

Utilizar una bola de cristal como medio de adivinación puede resultar un método ideal para aquellas personas que son sensitivas y que desean canalizar correctamente sus facultades clarividentes. Es importante conseguir una bola de cristal que este tallada en un cristal de buena calidad, pero que no sea demasiado grande ya que amenos debe tener unos 4 cm de diámetro. Generalmente el tamaño standard de las bolas de cristal esta entre los 10 y los 15 centímetros. Los soportes que se utilizan son de cualquier tipo de material que sea lo suficientemente resistente y que evite que la bola se caiga, pero también puede sostenerse en la mano, aunque es importante en este caso evitar que la persona que realiza la consulta se acerque demasiado, así no se refleje en ella provocando que las visiones se confundan.

Hay que tener un libro de simbolismos para comprender el significado de las imágenes.

Símbolos básicos:

Águila: Es un símbolo relacionado con la salud y el vigor. Si se eleva indica revitalización y curaciones; si desciende, avisa de una recaída en la salud pero nunca una muerte cercana.

Agujero: Avisa de relaciones pasajeras y poco trascendentes aunque muy intensas. Si el agujero está descendiendo advierte de posibles enfermedades de transmisión ual.

Boca: Cuando aparece de forma descendente, advierte al consultante que piense muy bien lo que va a decir antes de hablar. Si la forma es ascendente, el símbolo advierte de cuchicheos y rumores infundados que pueden afectar al consultante.

Cabeza: Avisa al consultante de la necesidad de reflexionar a fondo sobre cualquier decisión que deba tomar. Si aparece cortada, indica un mal presagio en relación con la falta de creatividad e ideas.

Campana: Augura la llegada de nuevos e importantes ingresos económicos para el consultante, incluso por juegos de azar.

Cruz: Invertida augura malos momentos; derecha y llameante, peligro cercano; fracturada, traiciones y disgustos; brillante, triunfos personales e incluso monetarios.

Dedos: Significa esfuerzos físicos, momentos de gran tensión y trabajo.

Escalera: Si el consultante la baja, indicará una caída en sus logros e intenciones. Si está subiendo, deberá interpretarse como un ascenso y logros personales.

Fuego: Problemas con personas conocidas por acontecimientos ocurridos en el pasado.

Guante: Indica que el consultante hallará una persona, desconocida hasta la fecha, que le ayudará en sus problemas.

Libros: Si están abiertos advierten de la llegada de nuevos consejeros. Si están cerrados indican que es un mal momento para solicitar ayudas.

Luna: Si la luna está llena habrá grandes éxitos. Si es menguante o creciente anuncia éxitos menores conseguidos con ayuda de otros.

Máscara: Indica que los enemigos están cerca..
Montaña: Indica épocas austeras y recomienda ahorro de inmediato.

Niebla: Representa lentitud en la resolución de problemas y negligencia del consultante para conseguir sus metas.

Ojo: Abierto manifiesta novedades en el terreno laboral y sentimental; cerrado indica problemas de salud.

Puente: Manifiesta la necesidad de un cambio en la forma de llevar las relaciones amorosas.

Reloj: Si está parado indica falta de energía en el consultante; si camina, sugiere la puesta en marcha de nuevos proyectos.

Rosa: Indicará nuevos amores si la rosa florece, pérdida de los mismos si se marchita, separaciones tempestuosas si la rosa es negra.

Serpiente: Si está enroscada sobre sí misma, tranquilidad para la pareja, si está en posición de atacar, cambios en el entorno.

Tijera: Abiertas indican peligros indeterminados; cerradas, superación de los peligros.

Tumba: Si el sarcófago está abierto, indicará ayudas en los proyectos, pero sin grandes cambios, mientras que si está cerrado, manifestará problemas para realizar modificaciones.

Un detalle importante que hay que tener si se utiliza una bola de cristal es que la mesa en donde se realice la consulta siempre debe estar cubierta por algún mantel, presentemente blanco o de cualquier tela que no brille; generalmente la tradición de las brujas indica que la bola de cristal debe estar apoyada sobre un terciopelo negro para que se eviten los reflejos cuando se la este utilizando. Es importante calentar la bola con fuego o bien frotándola con las propias manos antes de colocarla en la base, y para lograr que el efecto de visiones que queramos obtener funcione, lo que se debe hacer es proyectar la mente hacia el interior del cristal y no de la superficie como mucha gente cree; una vez que estemos completamente focalizados en ella las imágenes empezarán a aparecer por si solas.

Es importante fijar la vista en ellas pero sin forzar la mirada y lógicamente sin pestañear ya que esto podría causar que la imagen de disipe. Una vez terminada cada consulta es indispensable que la bola de cristal se lave con agua y jabón, especialmente si la han estado manipulando otras personas; el alcohol también es bueno para limpiar las impurezas energéticas que posee luego de una sesión y es fundamental que esto se haga ya que pueden interferir con otras visiones.

Una vez terminada cada consulta es indispensable que la bola de cristal se lave con agua y jabón, especialmente si la han estado manipulando otras personas; el alcohol también es bueno para limpiar las impurezas energéticas que posee luego de una sesión y es fundamental que esto se haga ya que pueden interferir con otras visiones. Luego de que esté diez minutos inmersa en agua, alcohol o agua con vinagre, debe secarse muy delicadamente con una franela de gamuza. Es importante evitar cualquier tipo de elemento que pueda rayar la superficie.

Nuestras Tarotistas