Arcanos menores
Los Arcanos Menores son representaciones de lo material y lo cercano, del medio que rodea al consultante. Pueden referirse a acciones, actitudes, personas concretas o hábitos, nos hablan de situaciones diarias o de actos y personas que tienen ascendencia sobre la situación que relata el conjunto de Arcanos Mayores.

Como los Arcanos Mayores poseen una afinidad astrológica y de elemento, conocer esto, en su conjunto da pie a la comprensión de la tirada en todos sus matices. Si los Arcanos Mayores reflejan las potestades que nos influyen o a las que dejamos que nos gobiernen, los Arcanos Menores representan todo aquello que podemos y debemos cambiar dentro y fuera de nuestras vidas para conseguir la felicidad.

Los Arcanos Menores constan de 56 cartas, repartidas en 4 palos: oros, bastos, copas y espadas. Cincuenta y dos de estas cartas se corresponden con los de una baraja normal de cartas de juego. Las cuatro cartas extra son los cuatro pajes, llamados a veces sotas o princesas. Los cuatro pajes, junto con los caballeros, reinas y reyes, reciben usualmente el nombre de naipes de corte o figuras. Las cartas de corte representan a las personas. Las otras cartas, numeradas del 1 al 10, son las cartas pequeñas, y representan situaciones o acontecimientos.

Cada palo representa:

1.-Uno de los cuatro elementos aristotélicos, es decir, fuego, agua, aire o tierra.

2.-Un aspecto de nuestras vidas diarias.

3.-Tres de los doce signos del Zodíaco.

4.-Una de las cuatro letras del Tetragrammaton. El Tetragrammaton es el nombre divino y se compone de cuatro letras hebreas: Yod, Heh, Vau y Heh, o Yahveh.

A partir de las atribuciones astrológicas o zodiacales se elige, al principio de la lectura, un Significador, término utilizado para nombrar a la carta elegida para representar al interrogador, o la persona a la que se le hace la lectura.

Los Significadores se eligen siempre de entre las dieciséis cartas de corte. En la práctica, esto significa que hay tres alternativas posibles de elección si el interrogado es un hombre, y dos si es una mujer. Estas alternativas se deben a la atención que se ha de prestar a la edad posible del interrogador cuando se elige un Significador.

– Los caballeros representan a los varones de menos de 30 años.

– Las reinas representan a las mujeres casadas o sexualmente maduras.

– Los reyes representan a los hombres maduros.

– Los pajes representan a los niños o a las vírgenes.

 

Cada uno de los cuatro elementos está relacionado con una de las cuatro cartas de corte de cada palo.

– Todos los pajes se atribuyen al elemento tierra.

– Todos los caballeros se atribuyen al elemento fuego.

– Todas las reinas se atribuyen al elemento agua.

– Todos los reyes se atribuyen al elemento aire.

Utilizando estas atribuciones se puede nombrar a todas las cartas de corte; es decir, el caballero de bastos se convierte en el fuego del fuego, pues es al mismo tiempo caballero y basto; el paje de bastos se convierte en la tierra del fuego, etcétera. En la segunda tabla que se intercala entre este texto pueden verse estas atribuciones aplicadas a todas las cartas de corte.

Aparte de sus otras atribuciones, a cada naipe de la baraja del Tarot se le asigna un valor numérico simple. Estos números no tienen ninguna otra relación con los varios números que se asignarán posteriormente a las diversas partes de la baraja, sino que sólo se utilizan para contar las cartas en las tiradas complicadas.

Los Arcanos Menores

Nuestras Tarotistas