En 1982, conocimos una interesante variante del tema “Casas embrujadas”. Fue: “POLTERGEIST”, subtitulada para el estreno como “Juegos Diabólicos”, y que en algunos países de habla castellana también recibió otro subtítulo pintoresco: “Fenómenos extraños”. Vinculándose con el de terror sobrenatural, fue un filme que nos asombro y hasta nos metió algo de miedo.

En “Poltergeist”, se da el enfrentamiento entre una familia y unos fenómenos paranormales, que hacen acto de presencia a través del televisor -, secuestrando a la nena y llevándosela a algún lugar ubicado en el mas allá.

LA HISTORIA QUE MALDIJO A LA PELICULA
Pero a veces la realidad supera holgadamente a la ficción. Uno de los más claros casos es la supuesta historia de trasfondo de “Poltergeist”, con distintos hechos acaecidos y vinculados a las aristas de la tragedia. Nadie puede decir que la maldición se apodere de apenas un filme, pero demasiadas coincidencias se dan, o dieron aquí.

A poco del estreno de la película, en 1982; Dominique Dunne, joven actriz que personificaba la hija adolescente de la familia, fue asesinada brutalmente por su novio, aparentemente a “causa de celos”.

Por su lado, la casi protagonista Heather O’Rourke, recordada y bonita niña de cabellos rubios y ojos azules, que había trabajado en los tres filmes, a poco de finalizar el rodaje de “Poltergeist III”, en 1988, se levanto con fuertes dolores, para luego fallecer en el hospital, con un fatal diagnostico: estenosis intestinal. Enfermedad tan extraña como repentina. Tenía 12 años.

La mala fortuna continuaría con más raras desapariciones, el imponente actor de origen indio: Will Sampson , fue convocado para interpretar a un “chaman” (curandero) con poderes curativos en “Poltergeist II”. Al terminar el rodaje, este hombre en apariencia tan fuerte y sano, vio su cuerpo invadido por un cáncer que lo consumió y llevo a la tumba. Otro actor: Julian Beck- fundador de la compañía teatral “Living theater”-, que en la segunda parte encarnaba a un maléfico sacerdote, fue hospitalizado al terminar el rodaje en una clínica de Los Angeles, y se vio atacado por otra misteriosa enfermedad, que origino su deceso semanas después.

También se tuvo conocimiento que otros miembros del equipo técnico y artístico, fallecieron a poco de finalizar los últimos rodajes de la saga. Una mera coincidencia o las consecuencias de una maldición alcanzaron la lógica

Pero cuando la realidad supera a la ficción, esta suele seguir asombrándonos.

 

 

 

poltergeist II

 

 

Nuestras Tarotistas