No te explicas cómo, pero de los últimos novios que has tenido, ninguno ha pasado de los 6 meses. Al principio todo parece ir bien pero al traspasar una determinada barrera en la confianza, todo se tuerce y al final todos se van ¿Qué pasa?

Puede que el problema no esté en ti y que sin más hayas tenido mala suerte, pero nunca está de más auto-examinarse para ver cuáles son nuestros comportamientos habituales y comprobar si hay algo que no estamos haciendo del todo bien. También es posible que todos esos novios que han pasado de ti sean unos indeseables, claro.

Si quieres saber lo que hay y lo que no hay que hacer para enamorar, estate atenta:

Intenta que la otra persona se sienta cómoda e intenta mantener una actitud positiva ante las cosas, que de gusto estar contigo. Lo que no debes hacer: ser caprichosa, malhumorada y estar siempre quejándote de todo.
Si consigues dar una buena imagen ante los demás, éstos hablarán bien de ti al chico que te gusta y despertarás su interés. Si por el contrario te dedicas a ser una harpía, nadie dirá nada bueno de ti y el saldrá huyendo.

Se arriesgada, propón cosas nuevas, toma la iniciativa y haz planes divertidos, no esperes a que sea siempre él el que te lleve a los sitios. Lo que no debes hacer es quedarte tirada en el sofá esperando a que los planes vengan a buscarte.

Se lo más natural posible y cuando llegue el momento de mostrarse atrevida…¡No te cortes! Le dejarás alucinado si ve que eres una tía con las cosas claras y sin miedo a arriesgarse cuando vale la pena. Lo que no debes hacer es ser una mojigata que no se atreve a hacer nada.

También es verdad que no hay manuales, no hay chicas, ni chicos iguales. No hay circunstancias iguales. Cada quien es diferente, y para enamorar a alguien hace falta conquistarle. Esto implica tomar posesión de sus pensamientos.

Hacer que esa persona piense en tí. De hecho, es la maravilla de las chicas. Parece que todo va tomando forma, pero de pronto hacen una trasacción cruzada de psicología. Una “indirecta”. Entonces hacen que nosotros pasemos pensando mucho tiempo en “por qué haría esto o aquello”, “qué querría decir con esas palabras”.

Para enamorar scar el mejor partido de ti. Arreglate sin pasarte, especialmente si te has enterado de sus gustos, Tienes que oler a ducha reciente, la cara bien limpia, el rostro brillante , el mayor tiempo con él, ella, hablando de cosas que le preocupan o le interesan, comprende, alegra, habla con tu mirada, con tus gestos, tus ojos deben expresar poco a poco lo que tu corazón siente, sé paciente, consigue que los amigos y conocidos de la persona que quieres enamorar hablen bien de ti. Caéle simpatico a todos lo que la conocen, empieza por gustarte a ti mismo/misma, te dará seguridad, Sé natural, sáca tu mayor encanto personal, Sé atrevido/a cuando llegue el momento.

Nuestras Tarotistas