Ritual para protegernos contra el mal de ojo o, cuanto menos, en caso de estar padeciendo alguna alteración extraña podernos liberar de ella. Este sencillo ritual es utilizado para defender y evitar que malas energías nos invadan y perjudiquen.

Materiales necesarios:

* 3 velas chatas
* Agua
* Aceite de mandrágora
* 3 palillos (de los de dientes)
* 1 cebolla

Ritual:

En un vaso sopero pon medio vaso de aceite y otro medio de agua. A continuación y sirviéndote de los palillos, pincha las velas, de tal manera que éstas queden unidas entre sí, formando un triángulo lo más perfecto posible y colócalas encima del aceite y del agua.

Finalmente sitúa una cebolla pequeña en el centro del triángulo. Coloca el plato mágico en una estancia destacada de la casa, donde tú pases la mayor parte del tiempo (dormitorio, salón, cocina…), y enciende las velas con una cerilla de madera.

El plato deberá permanecer iluminado durante siete días consecutivos, reemplazando las velas tantas veces como sea necesario.
Transcurrido este tiempo, el mal de ojo o el gafe habrá desaparecido

Nuestras Tarotistas