ritual mala suerte

Alejar la mala suerte de nuestras vidas es más sencillo de lo que parece y todo empieza por cambiar la manera de ver las cosas uno mismo. El pensamiento negativo atrae la energía de nuestro entorno por lo que el primer paso para dejar de tener mala suerte es pensar en positivo.
   
Si bien es cierto que la mala suerte en cualquier aspecto (salud, dinero, amor, relaciones, familia, etc.) está asociada a diferentes factores, el más decisivo es la manera de pensar: Si te convences de que te va a ir mal en tu relación de pareja, porque siempre has tenido mala suerte en el amor, seguramente así será; sobre todo, si intentas mejorar y buscar estrategias que te lleven a tener la buena suerte que anhelas.


Una muy buena manera de ayudarnos a espantar la mala suerte es realizando algún ritual o hechizo. Si percibes claramente la presencia de la mala suerte en tu vida, es el momento adecuado para realizar un hechizo que invierta tu suerte.
      
Ritual de las flores blancas
   
Para realizar este ritual y que surta efecto debes tener fe en su resultado y, como ya hemos comentado, tener pensamientos positivos, dejar de quejarte por tu mala suerte y empezar a actuar en su contra. Lo más importante al realizar este hechizo, es que no dejes de soñar e imaginar cómo te gustaría que tu suerte cambie.
Necesitarás un puñado de pétalos de flores blancas, una copa transparente y agua de lluvia.
      
Coloca los pétalos en la copa y añade el agua de lluvia. Coloca la copa en tu mesa de noche. Cuando te acuestes, toma unos minutos para reflexionar acerca de un sólo aspecto en el que te gustaría que tu suerte cambiase. Sólo uno por noche.
      
A la noche siguiente, podrás avanzar sobre otro aspecto y así noche tras noche hasta que agotes todos los aspectos, que te parezcan importantes. Si los pétalos comienzan debes reemplazarlos y el agua también.
      
Al desecharlos, piensa que su energía ha sido entregada a la concreción de tus sueños. Confía en que este hechizo cambiará tu suerte y todos tus sueños se harán realidad.
      
Ritual con hierbas para cortar una mala racha
      
ritual mala suerte
Para este hechizo necesitarás unas hojas de tomillo, unas hojas de laurel, un puñado de ruda y uno de malva, medio vaso de alcohol, una hoja de papel blanca, un lápiz verde y un mortero de bronce.
      
Para comenzar, escribe en el papel la siguiente oración: “Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, que el mal que alguien me está deseando no tenga acceso a mí y que los malsanos deseos que otros seres me producen se alejen de mí, de mi mente y de mi vida. Y que nunca jamás vuelva el mal a penetrar en mí. Amén.”
      
A continuación, dobla cuatro veces el papelito y ponlo dentro del mortero. En el recipiente introduce los demás ingredientes y mézclalo todo muy bien.
      
Deja esta mezcla en el mortero durante 27 días, pasado este tiempo, en la siguiente luna llena debes tirarlo todo, menos el mortero, a un río, al mar o a cualquier corriente de agua. Mientras lo tiras repite en voz alta:
      
“Por el ritual que he realizado al vaciar este contenido a las aguas del río o del mar, pido la celestial bendición para mi persona y que las malas influencias no me afecten más ni en mi salud, ni en mi mente, ni en mi bienestar. Y que la maldad de mí desaparezca y me purifique para siempre. Amén”.
      
Debes empezar a notar mejoría en poco tiempo, si no es así repite el ritual.
      
Ritual del Limón
      
Necesitarás un limón macho (tiene como un moñito en una de las puntas) grande, alfileres de cabeza morada, un plato, un puñado de sal y unas gotas de vinagre.
      
Coge el limón y clava en él todos los alfileres que puedes de manera que queden distribuidos uniformemente y el limón cubierto del todo. Pon la sal en el plato, coloca el limón encima y rocíalo con las gotas de vinagre.
      
Pon el plato en algún sitio de tu casa que sea discreto. Debes tenerlo en tu casa durante 9 días, pasado este tiempo, envuelve bien todo lo que has usado, plato incluido, y tíralo lejos de tu casa. Repite el ritual tres veces más. Pasado este tiempo, si has realizado el hechizo con fe y mente positiva, verás como la mala suerte te abandona.
      
Ritual del Taburete
      
Este ritual se lo veía hacer a mi abuela cuando sentía que le rondaba la mala suerte, a ella o a algún ser querido. Es muy sencillo y la verdad es que no sé si es muy conocido pero lo que sí sé es que a ella le funcionaba. Sólo necesitas un taburete de tres patas, si puede ser de madera natural, y un puñado de sal.
      
Coge el banco y colócalo con las patas hacia arriba tira un puñado de sal sobre él mientras das tres vueltas a su alrededor, de derecha a izquierda. Después, vuelve a poner el banco sobre sus tres patas, siéntate sobre él y da un giro completo sentada, de derecha a izquierda también.
      
Acabado esto, levántate dale la vuelta al banco para que queden sus patas hacia arriba. Debes dejarlo así durante una semana sin que nadie lo toque, verás como pasado este tiempo tu suerte cambia para mejor.

      

Nuestras Tarotistas