La palabra “ángel”, derivada del griego angelos, significa mensajero, y es el nombre genérico de un grupo colectivo de seres, ciudadanos del espacio interior, cuyas responsabilidades incluyen la organización armoniosa del universo habitado

.¿Qué son los ángeles? Espíritus que contemplan a Dios y que viven en medio del misterio. Espíritus que participan de la alegría divina y colaboran en sus planes sobre los hombres débiles y necesitados de ayuda y protección.

Los ángeles son seres inteligentes, capaces de sentir, no tienen sexo. Son una especie diferente a la especie humana. Existen en una frecuencia vibratoria levemente más fina que aquella con la que nuestros sentidos físicos están afinados. Esto significa que no podemos percibirlos comúnmente con nuestros ojos y oídos, pero ellos sí pueden percibirnos a nosotros. Nuestras realidades se ínter penetran mutuamente y la de ellos abarca y envuelve la nuestra.

Si buscamos en una enciclopedia nos dice:

Un ángel es un ser etéreo presente en las creencias de muchas religiones cuyos deberes son asistir y servir a Dios. Según las tres principales religiones, monoteístas los ángeles actúan típicamente como mensajeros. Más específicamente, en el Cristianismo, el término ángel hace referencia a la categoría más inferior de las nueve en que tradicionalmente se dividen los seres angélicos. La rama de la teología que se ocupa de los ángeles se denomina angelología.

Desde el punto de vista religioso, los ángeles son normalmente considerados como criaturas de gran pureza destinadas en muchos casos a la protección de los seres humanos. En este sentido, en el Cristianismo, se habla del ángel de la guarda o custodio, que sería aquel que Dios tiene señalado a cada persona para protegerla. Por contraposición, también existe la figura del ángel caído, aquel que ha sido expulsado del cielo por desobedecer o rebelarse contra Dios. El más conocido de ellos, en la tradición cristiana, es Lucifer.

Si trasladamos esto al Tarot vemos que estas cartas de Tarot de los Ángeles son diferentes a la gran mayoría de otros mazos de Tarot, estos están formados por 72 cartas con figuras angelicales simbólicas y que conectan muy fácilmente con el inconsciente colectivo, haciendo de esta lectura algo muy espiritual, con mucha sabiduría y reflexión Nos conecta fácilmente en tantas dudas que nos aquejan y en problemas de salud, dinero, trabajo, amor, por este contacto angelical. Los Ángeles son guías espirituales, consejeros de luz que nos pueden y quieren ayudar, solo basta con realizar un llamado para que nuestras mentes se iluminen y reciban el flujo de luz que irradia cuerpo y mente. En la actualidad para la Tierra, son importantes los arcángeles Gabriel, Miguel, Rafael y Uriel.” La terminación “EL” los identifica como mensajeros y enviados de Dios.

Arcángel Miguel es el custodio de la paz

Arcángel Uriel es el arcángel de la salvación en asuntos referidos a organizaciones de sistemas y trabajo(alimentación, vivienda, investigación medica ,igualdad social)

Arcángel Rafael Es el arcángel de la curación, su poder puede actuar sobre enfermedades físicas, mentales y emocionales

Arcángel Gabriel es el custodio de las emociones, las relaciones y la creatividad.

Un conocimiento que hasta el siglo pasado estaba sólo restringido a los círculos esotéricos secretos, ha revelado que según la cábala hebrea, existen 72 atributos o cualidades que rodean a Dios y que están a disposición de los hombres para atender sus necesidades evolutivas. Son los 72 ángeles o genios, cada uno de los cuales tiene un nombre ritual, y según la cábala se relaciona con una energía zodiacal determinada y debe ser invocado en estrictos horarios planetarios . A cada ángel se le atribuye también una invocación determinada, que es un salmo del Antiguo Testamento, haciéndose presente en forma inmediata ante este llamado.

Entablar contacto con ellos es un preciado regalo y un potente catalizador en nuestro proceso evolutivo. Son los mejores psicólogos, pues nos ayudan a descubrir nuestras respectivas trabas y bloqueos; los mejores médicos porque nos develan el verdadero origen de nuestras enfermedades y los mejores asesores, pues nos ayudan a modificar nuestro presente para elegir los más luminosos futuros.

Nuestras Tarotistas