En este Arcano los dos niños simbolizan los opuestos, aquí no hay desconcierto sino luminosidad interior. El ser interior se libera de sus temores y encara la vida con optimismo, no hay temor al error. El muro situado detrás de los niños representa los esfuerzos y acontecimientos pasados que se han producido tanto en un plano físico como espiritual, que se superaron, y ahora se sienten seguros. El mutuo abrazo de los niños significa felicidad y alegría

Posición derecha :Éxito, relaciones favorables, felicidad, alegría, mucha conexión y felicidad compartida Tiempo de búsqueda de felicidad, bienestar, reconocimiento del trabajo bien hecho. Puede haber ofertas de trabajo interesantes

Invertida: Éxito retrasado ,arrogancia, vanidad, fanfarronería, apariencias de grandeza, egoísmo, retraso en situaciones esperadas, frustración en la pareja, riesgo de problemas de salud.

Nuestras Tarotistas