Una figura lleva una varita de doble extremo, que simboliza los poderes sobre los cuales domina. Sus poderes son resultado directo de todos los esfuerzos anunciados en los naipes anteriores y de la energía consumida en la concentración consciente y subconsciente.
Indica mucha comunión, capacidad para dar lo mejor de uno mismo.

Posición derecha: Perfección, potencia espiritual, éxito a todos los niveles incluso económico Ha llegado un momento de plenitud y de conquista, nuestro espíritu está enriquecido por la experiencia, habla pues de circunstancias favorables, gracias a las cuales obtendremos honores, se nos recompensará el trabajo realizado, se nos reconocerá el esfuerzo y nuestra valía. Triunfo en empresas, exámenes, inventos, etc.; buena salud, dominio de las situaciones, objetivos realizados,

Invertida: Exceso de conflictos y dificultades vuelven a la persona introvertida y solitaria. No logra éxitos a pesar del esfuerzo Falta de visión, desconsideración social, ambiente hostil, incapacidad para terminar estudios o trabajos, obstáculos y dificultades, tareas que no se realizan, fracasos, ambiente negativo que produce inseguridad y miedos, limitaciones.

Nuestras Tarotistas